domingo, 29 de julio de 2012

INDEFENSIÓN APRENDIDA

Cada vez oímos más hablar de este término, acuñado por Martin Seligman en la década de los 70 tras haber realizado un experimento con perros.
De manera muy resumida, se comprobó cómo tras varios ensayos en los que estos animales no tenían escape ante una situación muy desagradable, como era la de hallarse en una habitación cerrada sin posibilidad de escapar por ningún lado, mientras recibían descargas eléctricas de cierta intensidad a través de un suelo electrificado, cuando estos perros tenían por fin la oportunidad de escapar a través de una puerta abierta, no solo no lo hacían, sino que además se quedaban gimiendo y aguantando la descarga en una esquina de la habitación.

Las conclusiones que se extrajeron posteriormente a este experimento fueron muy variadas (considerando además la crueldad del mismo), incluyendo una posible hipótesis explicativa de la aparición de trastornos de tipo emocional, como la depresión o la ansiedad generalizada, así como la aceptación sin más de eventos extremadamente negativos sin oponer resistencia.

Lo que sí que queda afectada, en mi humilde opinión, es la autoestima de toda persona que ha sido víctima de desprecio, especialmente por parte de personas muy significativas para ella (familia, maestr@s, iguales, etc).
Imaginémonos además cómo, en qué manera puede repercutir en aquell@s niñ@s que desde edades muy tempranas poseen la capacidad de captar mayor cantidad de estimulación del entorno y con mayor sensibilidad entendida en cuanto emotividad.

¿Se puede inducir indefensión aprendida en el aula? Por supuesto que sí. Aunque desde luego, el caso es que no se debería. Y no olvidemos que de la misma forma, también se puede generar en ambientes familiares basados en sobreexigencias y ponderación de actitudes y comportamientos negativos (con la "noble" intención de corregirlos) por encima de las posibilidades y características positivas que pueda tener es@ niñ@.

Y como muestra explícita para comprender de qué estamos hablando y hasta qué punto es sencillo crear esta sensación en las personas, veamos este vídeo cortito (agradezco a mi amiga Elvira, que me lo pasó hace un tiempo):


Indefensión Aprendida (subtitulado)
 

1 comentario:

  1. Me ha sido de ayuda conocer esto. Soy estudiante de medicina y a menudo me enfrento con exámenes de exigencia superior a los conocimientos impartidos en clase (también pasaba en alguna asignatura del colegio).Por lo general esto supone suspensos o calificaciones inferiores a la percepción que se tiene del dominio del temario. A mí me ha venido resultando (haré un click mental a partir de ahora) tremendamente desalentador. Un saludo

    ResponderEliminar

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA

MUJER, EDUCACIÓN Y CULTURA
Pincha la imagen para acceder al blog

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)

APRENDER Y DIVERTIRSE...¡¡TODO EN UNO!! (blog)
¡Pincha la foto para ir al blog!

GTA de AACC

GTA de AACC
Grupo de Trabajo y Apoyo a las Altas Capacidades Intelectuales (blog)

DISLEXIA: INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN

GENTE DISRUPTIVA

GENTE DISRUPTIVA
(acceso al blog a través de la imagen)
Loading...

Entradas populares